por Mirella Machancoses

A principios de agosto, Janire Roldán y yo tuvimos el placer de jugar el rol en vivo online Oniros. Debido al grado de sorpresa que contiene, los organizadores me pidieron que tardase un poco en hacer esta reseña, y que intentase no spoilear mucho. Y, una cosa tras otra, no me he puesto a ello hasta ahora.

Previa de Oniros, antes de perder la sonrisa para entrar en este dramón. Fotografía: Mirella Machancoses, edición Pepe Roma.

Datos técnicos

Nombre: Oniros

Autores: Paula Jiménez y Pepe Roma

Duración: aproximadamente 2 horas

Nº de jugadores: 2

Formato: online (discord), con necesidad de 2 organizadores.

Temática: Noirpunk?

Sinopsis (según el doc. de diseño): Archer y Spade no se han visto jamás, pero sus caminos les han llevado a “Oniros”, la prisión de máxima seguridad de Nueva San Francisco. En una de esas celdas virtuales tendrán la oportunidad de conocerse, de contar qué pasos les han conducido a la condena de toda una vida sin sueños.

El documento de diseño

Yo como Spade antes de comenzar el vivo de Oniros. Fotografía: Mirella Machancoses.

Lo primero que quiero destacar de este vivo es la preciosidad de documento de diseño que se curraron los autores. Un documento claro, conciso y bien maquetado, que cumple perfectamente su labor: explicar de qué va el vivo y cómo se va a jugar. Uno de esos documentos de diseño que enamoran, y de los cuáles ojalá viésemos más en los eventos de esta comunidad.

Una de las cosas que me llamó más la atención del documento (y posteriormente del vivo en sí) es el mimo con el que se había pensado la digitalización del mismo. Se juega con discord, con el ordenador en blanco y negro (para darle ese tono de película noir), y el vestuario es dejado en manos de los participantes, que pueden darle el toque que sea al ser un futuro distópico (nosotras usamos por un estilo 50s revival, porque no nos podemos resistir al noir clásico).

Diegéticamente, esto se justifica debido a que estamos en una prisión llamada Oniros, donde se conecta a los personajes a una máquina, que los obliga a soñar, donde están obligados a interactuar con el resto de prisioneros para que, con esa energía mental, den electricidad a Nueva San Francisco. Así, los posibles fallos de conexión, la estética y la sensación de estar en una pantalla, quedan justificados por ese mundo onírico.

Técnicas narrativas

Las técnicas narrativas que usaron para Oniros fueron realmente complejas para un vivo de estas características, y requieren un fuerte esfuerzo logístico por parte de los organizadores. Como habéis podido ver en los datos técnicos, es un vivo pensado para jugarse 2 a 2, lo que, de por sí, ya es espectacular.

Spade mirando al vacío mientras fuma, en una de esas escenas de introspección. Fotografía: Pepe Roma.

Sin embargo, no siempre está todo el mundo en juego. Las escenas pueden ser a pares (jugador vs. jugador, o jugador vs. pnj) o individuales, lo que crea bastante versatilidad. Las escenas a 2 permitían avanzar la trama, mientras que las individuales daban un momento para la introspección que resultaba delicioso y ayudaba muchísimo a mantener el tono del vivo.

Para conseguir este efecto, los organizadores iban moviéndonos a los jugadores y a ellos mismos de una a otra sala de Discord (una funcionalidad del mismo que descubrí con este vivo). Así, iban regulando el ritmo, cortándonos en momentos de lo más inoportunos, cruzándonos con los pnjs que harían que la historia evolucionase, dejándonos esos preciosos momentos de reflexión, etc. La verdad es que requiere una gran maestría narrativa dirigir este tipo de vivos, y Paula y Pepe lo hicieron espectacularmente bien.

Conclusión

Aprovecho esta última sección para hacer mi reflexión particular sobre el ReV. ¡Cuidado! que a partir de aquí pueden haber spoilers, aunque intentaré que sean los mínimos.

Aquí, Janire y yo, en medio de todo el dramón. Fotografía: Pepe Roma.

Oniros me resultó una de las experiencias más intensas que he jugado en rol online. Hacía tiempo que no lloraba y me metía en un personaje como en este evento. Además, me dio la oportunidad de compartir juego con Janire, cosa que no nos suele pasar a menudo y que siempre es de agradecer. La pura verdad es que tuvimos escenas intensísimas, de esas que se quedan en la retina y que son gran parte del porqué me gusta tanto esta afición. Una verdadera gozada.

Uno de los mayores retos del vivo es enfrentarse a una decisión moral transcendente, de la cual es bastante difícil optar por una opción buena. Creo que ese es uno de los mayores aciertos de diseño del vivo, que ayuda a darle verdadero significado a todo lo que ocurre.

Si alguna vez tenéis la oportunidad de jugarlo, ¡hacedlo! Paula y Pepe se superan con este intenso diseño que, sin duda, a os va a enamorar, sobre todo si os gusta la ciencia ficción y el noir. ¡Es la mezcla perfecta! Aprovecho antes de cerrar para lanzarles un guante: ¡publicadlo o cread un rol de mesa con ello! La premisa es espectacular y me encantaría ver a más gente disfrutar de ella.